Licorerías se abarrotan de gente en Venezuela a pesar de la crisis y la dictadura

Probablemente las Empresas Polar son unas de las pocas que se están llenando como nunca con el régimen de Nicolás Maduro. Las licorerías se llenan de esta manera cada fin de semana, y aunque no haya nada que comer, la cerveza nunca falta. El aguardiente, el anis y otras bebidas alcohólicas, siempre se consiguen en abundancia, aunque nos ea a los mejores precios, pero los venezolanos siempre conseguimos dinero para gastar en caña.
Licorerías se abarrotan de gente en Venezuela a pesar de la crisis y la dictadura

Es una vergüenza que un pueblo que está pasando tanta hambre y miseria lo gaste todo en vicios como cigarros, bebidas y eventos deportivos. Los fines de semana no dejan de ser de farra. Ya no son solo los maridos los que llegan a casa sin comida ni dinero pero con una buena pea, y ya se ven muchísimas mujeres por el mismo camino. Inclusive las que se la dan de que son de clase alta, llegan embriagadas con la cantidad de whisky y vodka que se meten cada noche.

Miles de personas buscan entre los desechos algo para comer. Otras miles buscan en las licorerías y abastos de cerro, alguna cerveza o guarapita que beber para borrarse la mente y relajarse, como los venezolanos acostumbramos. No ha habido un régimen capaz de tumbar estas malas costumbres y por el contrario, durante la revolución, el número de borrachitos ha aumentado, y los niños ya empiezan desde los 10 años a beber y fumar como si fueran viejos.


Fuente: Donlengua.com
COMPÁRTELO