q La estupidez se apodera de los jóvenes venezolanos con estos nuevos desafíos | Donlengua

La estupidez se apodera de los jóvenes venezolanos con estos nuevos desafíos

Peor que niños estúpidos. Quién viera este video pensaría que se trata de una escuela a la que acuden niños con problemas cognitivos o con desórdenes mentales o genéticos, pero se trata de una de las tantas escuelas en las que se están haciendo retos y desafíos muy gafos, con los que los jóvenes arriesgan su salud y su vida.
La estupidez se apodera de los jóvenes venezolanos con estos nuevos desafíos

Tras conocerse los famosos juegos de niños mongólicos del "Quiebra cabezas" ahora se conoce también que nuevos juegos idiotas se están haciendo para grabarse y publicarlo en las redes y así obtener likes. Es el caso de estos estudiantes de bachillerato, que en vez de estar pegados a los libros, se mantiene haciendo cosas tan estúpidas como la que describiremos a continuación.

Mientras que uno más bobo se recuesta contra la pared, el otro, más estúpido, le presiona el pecho para cortar la circulación de la sangre hacia el cerebro y provocarle un pequeño infarto de 3 segundos que lo deja inconsciente.

El peligro del juego es evidente. Si el cerebro permanece sin oxígeno un par de segundos más, el estudiante podría morir, o como mínimo, tener un grave problema cerebral sin solución. Cuando el oxígeno deja de llegar al cerebro se dañan varias partes del mismo y no vuelven a funcionar con ningún tratamiento. El efecto es parecido al de una sobredosis de drogas.

Así es como tus hijos, SI TUS HIJOS, se divierten en las escuelas, aunque tú seas uno de esos padres que dicen "No vale, yo confío en mis hijos y ellos nunca harían esto"

En el video se puede ver a este grupo de muchachos venezolanos haciendo el desafío, y las muchachitas locas y bruticas riéndose a carcajadas. Basta con revisar sus redes sociales para darse cuenta de que esta generación va en un camino malo, muy malo.


Fuente: Donlengua.com
COMPÁRTELO Y COMENTA


No hay comentarios:

Publicar un comentario