q Así fue el cuento de la llegada de los peligrosos mercenarios norteamericanos | Donlengua

Así fue el cuento de la llegada de los peligrosos mercenarios norteamericanos

Era la madrugada del 3 de mayo en Macuto, junto a la bahía de los pescadores pobres y miserables que deben cazar algo para alimentarse, ya que su presidente los tiene abandonados, llega un peñero con ocho peligrosos mercenarios, entre ellos dos norteamericanos, con el barquito lleno de armas de guerra y balas que alcanzan para acabar con más de 6000 personas.

En ese momento daba la casualidad que el FAES, que es una fuerza policial de operaciones en tierra, hacían una práctica y un simulacro en la zona, de acuerdo con los propios pescadores que estaban presentes, a los que enviaron a sus casas para que no vieran el show que iban a montar.

La lanchita llega a la costa, y los peligrosos mercenarios en Shorts levantan las manos para que los detengan sin hacer cualquier acción, a pesar de que con sus armas podrían haber matado a los 10 miseros funcionarios del FAES que estaban "practicando" a orillas del mar.

En los propios videos presentados por el régimen, se puede ver a los individuos de lo más pacíficos dejando que los pescadores les amarren las manos con cabuyas de pesca. Se alinean en el suelo boca abajo, de una manera casi artística para la foto. Mientras tanto los habitantes pobres y miserables de la zona ven desde lejos el espectáculo.

Para hacer que el show sea más creíble, los funcionarios lanzan disparos al aire por muchos minutos, simulando que han matado a varios "terroristas". Extrañamente revelan en fotos que estos hombres asesinados por el FAES no presentan ni un solo disparo en sus cuerpos, ni una sola gota de sangre, lo que levanta la sospecha de que son simplemente individuos a los que han ahogado para simular que los mataron a tiros.

Luego hacen que Patricia Poleo presente el contrato que hiciera Juan Guaidó con una empresa norteamericana de seguridad privada para eventos deportivos y artistas, en el que pide acabar con el régimen de Maduro a tiros. No podría ser algo menos creíble que esto.

Error tras error, el régimen presenta un video de un hijo de Baduel, en el que su boca parece estar diciendo una cosa, pero el audio que le montan completamente fuera de sincronía, dice otra cosa.

Como los venezolanos ya están hartos de los montajes que hace el régimen a cada rato como cortinas de humo para evitar que la prensa hable sobre los miles de kilos de oro y drogas que son enviados hacia Irán en aviones que han llegado en los últimos días, la gente comienza a contestar por las redes sociales que ya no creen en nadie.

Maduro continúa haciendo el show e intentando desviar la atención del asesinato de más de 50 presos de una cárcel de Guanare. Tampoco se habla más de los aviones iraníes que han aterrizado en Venezuela en los últimos días, a pesar de haber prohibición de tráfico aéreo.

Nuevamente el Régimen culpa de todo a Juan Guaidó, pero extrañamente no lo meten preso ni lo persiguen, lo que deja una extraña sensación. Una vez que Maduro ha logrado el objetivo de mantener a la prensa y a la gente entretenida con este tema, ya solo queda que pasen más días y todo vuelva a quedar en el olvido. Y así sigue la dictadura por más de 20 años manteniéndose agarrada a la silla de Miraflores para poder tener el control absoluto del oro, del petróleo y del narcotráfico internacional, con los que puede pagar y mantener a miles de delincuentes que mantienen a flote la miseria de todo un pueblo ignorante que cree en todo lo que ve.

Así fue el cuento de la llegada de los peligrosos mercenarios norteamericanos


Fuente: Donlengua.com
COMPÁRTELO Y COMENTA


No hay comentarios:

Publicar un comentario