q Trabajadoras del placer venezolanas ya no tienen clientes por miedo al virus | Donlengua

Trabajadoras del placer venezolanas ya no tienen clientes por miedo al virus

Las "trabajadoras del placer" del país aseguran que se ven afectadas en medio de la pandemia por el coronavirus, pues debido a la cuarentena y el riesgo de contagios la gente no las contrata. Candy, quien ofrece sus servicios al final de a avenida Andrés Bello en la Florida, al oeste de Caracas, se cubre el rostro con una mascarilla confeccionada en casa y la utiliza desde mediados de marzo cuando se confirmaron los primeros casos de COVID-19 en el país.

La mujer sale en su intento por captar algunos clientes, pero los pocos vehículos que ahora pasan no se detienen.

“La cuarentena me ha afectado mucho porque la mayoría de los que buscan este servicio son los hombres maduros”, comentó preocupada por sus ingresos.

Esta trabajadora del placer se dedica al oficio desde que tenía 19 años, es oriunda de Guárico y gracias a esta labor logró cursar una carrera de Educación Especial. No oculta lo que hace, ni siquiera a sus hijos.

Candy reveló que en un día “bueno” gana entre 60 y 70 dólares, pero con la disminución de la clientela apenas logra obtener unos 5 o 10 dólares.

“Hoy uno de mis hijos está de cumpleaños y no pude comprarle una torta. O compraba la torta o compraba comida”, contó.

Reconoció que ya no espera para recolectar más de 50 dólares antes de irse, con un solo servicio prefiere marcharse, pues para ella, la llegada de la pandemia modificó su negocio y ahora no importa la cantidad, solo importa generar algo de ingresos aunque sean pocos.

Del mismo modo, Candy explicó que no tiene intensiones de parar el trabajo porque es lo único que le permite generar ingresos, pero se cuida lo mejor que puede, lleva protección, alcohol y antibacterial en su cartera, además exige el uso de las mascarillas a sus clientes y cuando regresa a su casa se baña con agua tibia y deja la ropa en la entrada.

“Así me ofrezcan mucho dinero si no tiene tapabocas yo no me monto (en el carro). Yo gano más con mi vida que con lo que me den, qué hago yo con 100 dólares, eso se me acaba al momento. En cambio con la vida pues hago más”, explica.

Trabajadoras del placer venezolanas ya no tienen clientes por miedo al virus


Fuente: Maduradas.com 
COMPÁRTELO Y COMENTA


No hay comentarios:

Publicar un comentario