Su hijo lo mandó matar porque le dejó de dar dinero para sifrinear todos los meses

Al constructor René Jokim Prado, de 59 años, le quitaron la vida a tiros cuando llegaba a un restaurante en Valencia, el pasado 27 de junio. Mes y medio después su hijo está detenido. Se le señala de ser el autor intelectual del crimen.

El primer móvil del asesinato giró en torno del robo de un teléfono celular, pero no convencía ni a las autoridades policiales. En las afueras de un restaurante ubicado al norte de la capital de Carabobo,   dos motorizados lo interceptaron y lo mataron.  Ese mismo día funcionarios del Cicpc subdelegación Las Acacias comenzaron a hacer las investigaciones de rigor, que arrojaron que no se trató del robo del teléfono.

La periodista Heberlizeth González narró en sus redes:  Aparentemente, Renee (59 años) habría sido despojado de su celular, pero no habría sido más que una manera de intentar tapar el verdadero móvil: sicariato (..).  Renee,  pionero de las famosas tiendas  Todo a 999, tenía un hijo único: Juan Josep Jokim Russo, producto de un matrimonio que ya estaba disuelto desde hace años. Las averiguaciones sobre el asesinato se centraron en él.

Luego de poco más de un mes de investigaciones, los detectives determinaron que Juan Josep, de 30 años, era el autor intelectual del crimen del que muchos hablaban en Valencia. Fue entonces cuando una comisión salió tras su pista, luego de solicitar una orden de aprehensión en su contra. Lo capturaron al momento en el que pretendía huir de Venezuela.

Tras la detención de Juan Josep surgieron versiones, que quienes conocían a Renee sabían que eran falsas. Sin embargo, los investigadores ya tenían esclarecido el caso: el hijo contrató a unos sicarios para que asesinaran a su padre para heredar todos sus bienes".

En Valencia, los amigos de la víctima contaron a la prensa que el constructor   le daba todo a su hijo, "pero él prefería relacionarse con el mundo delincuencial".


Se llegó a afirmar que el empresario le aconsejaba a Juan Josep al respecto y  "optó por cortar los fondos a su hijo como medida de coacción por su comportamiento. Ese fue el motivo por el que Juan Josep contrató a unos de sus conocidos para que asesinaran a Renee".


Cuenta la periodista González que "esta no sería la primera vez que la familia intentaba obtener beneficios económicos de Renee".


Hace unos años, "su exesposa, también contrató a unos hombres para que secuestraran a Juan Josep al salir de una universidad en San Diego. La intención era cobrar rescate por el joven, pero al descubrir a la mujer todo fue resulto, aparentemente, sin que el empresario denunciara a su expareja por simular un hecho punible".

Su hijo lo mandó matar porque le dejó de dar dinero para sifrinear todos los meses


Fuente: Donlengua.com
COMPÁRTELO


No hay comentarios:

Publicar un comentario