q El gordo Mathías tuvo a una mujer raptada 31 años en un apartamento de Maracay | Donlengua

El gordo Mathías tuvo a una mujer raptada 31 años en un apartamento de Maracay

Por más de tres décadas la víctima de 49 años estuvo sometida y bajo amenaza de muerte por Mathías Enrique Salazar Moure, en un apartamento del Conjunto Residencial Los Mangos (Aragua). Luego de que ella escapara se conoció que tres mujeres más también estaban en cautiverio, entre ellas la esposa de Salazar, quien tenía 32 años desaparecida.

Caracas. La vida de Morella se detuvo el 23 de diciembre 1988. Ese día su novio, Mathías Enrique Salazar Moure, de 23 años para entonces, la raptó. Le propuso huir de su familia bajo la excusa de que no lo aceptaban y una vez se encontraron en el terminal de Valencia (Carabobo) la amenazó.

Morella pasó 31 años encerrada en un apartamento del piso 4 de la torre C en el Conjunto Residencial Los Mangos, en la avenida Constitución de Maracay (Aragua). No podía ver la luz del día ni asomarse a la ventana. Estuvo más de tres décadas en la oscuridad, oyendo la radio y viendo canales regionales en la televisión.

El apartamento no tenía sócates, cuando se ocultaba el sol quedaba a oscuras. Las cortinas eran gruesas, no podía hacer ruido y las pocas veces que los vecinos escucharon algo Mathías respondió que era la señora de limpieza.

Su captor, conocido por los vecinos como “el gordo Mathías”, no vivía con ella. La visitaba para darle de comer un menú que en todo ese tiempo no varió: arroz, huevos o lentejas, para abusar sexualmente de ella, amenazarla o propinarle severas golpizas. Si no accedía a tener sexo con él, la privaba de agua o alimentos.

Morella comenzó su relación con Mathías cuando tenía 17 años y él 23. La joven apenas había culminado el bachillerato. Su familia no lo quería porque ya se había mostrado agresivo. Un año después el hombre le propuso irse de Valencia con la excusa de “luchar por su amor”.

El gordo Mathías tuvo a una mujer raptada 31 años en un apartamento de Maracay

Morella es asistida por un equipo multidisciplinario de especialistas. Presenta un cuadro de desnutrición que se está tratando y carencia de vitaminas. Psicólogos y psiquiatras han estado cerca de la víctima. 

Su familia quiso complacerla con una petición inmediatamente después del reencuentro: Morella pidió ver una película de Disney, Pocahontas, estrenada en 1995. 

“Nos pide permiso para todo, para sentarse, para asomarse a la ventana. No puede dormir bien, aunque poco a poco ha ido logrando hacerlo mejor. Mi tía quiere rehacer su vida, poco a poco vamos a ayudarla”. 
Aunque las investigaciones se mantienen y el caso está a cargo de la fiscal 25 del estado Aragua, Katherine Botardo, temen que la corrupción empañe la justicia y el “gordo Mathías” quede en libertad. 

Fuente: cronica.uno
COMPÁRTELO Y COMENTA


No hay comentarios:

Publicar un comentario