Aviones de guerra provenientes de Rusia podrían usarse para traficar oro o drogas desde Venezuela

No deja de sorprender la llegada de dos enormes aviones de guerra rusos, utilizados para transportar ojivas nucleares, y estar en Venezuela sin ningún motivo aparente. Se especula en algunos medios que debido a su capacidad de carga, podrían ser utilizados incluso para el narcotráfico en gran escala o para llevar cientos de kilos de oro venezolano a otros países del mundo.
Aviones de guerra provenientes de Rusia podrían usarse para traficar oro o drogas desde Venezuela

Los ejercicios militares con aviones rusos con capacidad para transportar bombas y misiles nucleares que realizará Venezuela en los próximos días son, según el régimen de Maduro, una preparación para la defensa del país vecino ante un eventual ataque armado, con la ejecución de maniobras militares que incluyen "vuelos operativos combinados".

"Debemos decir al pueblo de Venezuela y al mundo entero que así como estamos cooperando en diversas áreas de desarrollo para ambos pueblos, también nos estamos preparando para defender a Venezuela hasta el último palmo cuando sea necesario", dijo el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, al recibir a un centenar de pilotos y personal ruso que llegó a Caracas a bordo varias aeronaves militares.

En medio de la aguda crisis política y económica y el cada vez más marcado aislamiento internacional, Maduro obtiene un respiro con el gesto del gobierno ruso de Vladimir Putin, al cual le ha comprado miles de millones de dólares en armamento, entre el que se cuenta una flotilla de aviones Sukhoi Su-30.

Los bombarderos que llegaron son dos Túpolev Tu-160, un avión de transporte An-124 y un avión de pasajeros Il-62, informó el Ejército ruso en Moscú, sin especificar el motivo del desplazamiento.

El Túpolev 160, también llamado el ‘Cisne blanco’ de Rusia es un bombardero pesado supersónico, el último diseño soviético de bombardero estratégico que tiene como objetivo el ataque con armas convencionales o nucleares.



Fuente: Panorama.com.ve 
COMPÁRTELO