Sólo ha aparecido la cabeza del hombre secuestrado - No se ha encontrado el resto

Un nuevo hecho sangriento enluta a una familia trujillana, un hombre, al parecer fue raptado, asesinado y decapitado; los homicidas dejaron su cabeza justo debajo de un puente en la localidad de Palo Negro, se desconoce dónde se encuentra el torso de la víctima.
Mientras estaba a punto de llevarse a cabo una de las interminables protestas por gas doméstico en la localidad de Palo Negro del municipio Pampanito; un par de trabajadores de una empresa de instalaciones y ventas de equipos frigoríficos industriales, ubicada en el sector Agua Clara, en pleno Eje Vial, hicieron un macabro hallazgo.

Una comisión de las Fapet, que custodiaba la huelga que había empezado, se acercó a la escena y luego la División del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de la Subdelegación Valera.

Un grupo de detectives se desplazó a la escena del suceso y constataron la información, se trataba de una estructura craneal. Los peritos realizaron las experticias e inspeccionaron la zona en busca de demás evidencias, al lado de la cabeza encontraron dos camisas ensangrentadas, que suponen son de la víctima.
Al lugar acudió una furgoneta del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses para trasladar el resto hallado a la morgue de Valera, donde aproximadamente a las 5:00pm de este martes, acudieron familiares de la víctima.

Fue identificado como Ronald José Infante Hernández (33) fue identificado el occiso, este fue verificado por el Sistema Integrado de Información Policial (Siipol) y arrojó que poseía seis antecedentes penales; cinco de ellos por robo genérico (2003, 2007, 2008 y 2016), el último por violencia física (15-02-2016). Dichas reseñas fueron abarcadas por las Subdelegaciones de Valera y Puerto Ayacucho, estado Amazonas.





COMPARTE LO ÚLTIMO DE DONLENGUA EN TUS REDES SOCIALES